Mapa web | Zona Privada es | eu | en

null

Estás en:Página de inicio > Quienes somos y que hacemos > Informes propios > Nota sobre detectores humos > Nota sobre detectores

Nota sobre detectores

Nota sobre detectores de humo en viviendas

Un gran número de ayuntamientos del País Vasco han instalado detectores de humo en viviendas de personas mayores.

Los últimos datos de SOS Deiak revelan que ocho de cada diez accidentes domésticos son incendios y que las personas con movilidad reducida son las más frágiles ante estas situaciones.

Se trata de personas mayores con un riesgo potencial de sufrir un incendio por algún incidente o por un descuido. "Debido a alteraciones sensoriales, suele costarles más darse cuenta de que algo pasa y tardan más en reaccionar"

El objetivo de la instalación de detectores de humo reside en reducir los tiempos de alerta para salvar vidas; se trata de que las personas mayores sigan viviendo en su entorno el máximo tiempo posible de forma segura. Pasa por posibilitar un envejecimiento "activo, provechoso y saludable y alargar lo máximo posible la estancia de la persona mayor en su propia vivienda".

Los ayuntamientos, en primer lugar, definen el colectivo de mayores que van a ser destinatarios de esta instalación. En la mayoría de los casos se destina a personas mayores de 75, 80 o 85 años que viven solas o con personas también de avanzada edad.

Una vez seleccionadas las personas mayores beneficiarias de este servicio que es gratuito, se les emplaza mediante una carta explicativa para que soliciten la instalación del dispositivo.

Con la relación del número de viviendas donde colocar los detectores, se formalizan los pliegos de condiciones para la adjudicación del contrato. El proyecto, en la mayoría de los casos, consta de tres fases.

En primer lugar, la empresa realiza un estudio de prevención con visita domiciliaria para detectar riesgos potenciales: revisiones de gas, caldera, rejillas de ventilación, instalación eléctrica, estufas, campana extractora… En estas visitas se explican las nociones básicas de seguridad, ya que tan importante es saber qué hay que hacer, como lo que no se debe hacer, y se les entrega un manual de prevención y seguridad.

En una segunda fase, se procede a la instalación de detectores de humo. En ocasiones, cuando se produce un incendio, las personas están descansando y el monóxido de carbono -uno de los productos de la combustión- no huele, y por lo tanto puede producir la muerte en pocos minutos sin que la víctima se dé cuenta. Sin embargo, este aparato detecta el humo y avisa de la presencia de este elemento mediante una alarma sonora muy fuerte o lumínica.

Por último, se realiza un croquis de accesibilidad total a la vivienda.

El consejo de mayores de Debabarrena ha conseguido, repasando la prensa de estos últimos años, una relación de ayuntamientos que han detectado esta necesidad y han instalado detectores de humo. Aunque la lista no sea completa, en la misma no están los ayuntamientos de nuestra comarca.

Relación de municipios que han instalado detectores de humo:

Araba: Gasteiz

Bizkaia: Amorebieta, Arrigorriaga, Barakaldo, Bermeo, Bilbao, Durango, Getxo, Ondarroa, Ugao-Miraballes.

Gipuzkoa: Azkoitia, Donostia, Getaria, Ibarra, Oñati.

El dosier completo del trabajo elaborado por el consejo de mayores se ha entregado a los partidos políticos de Eibar, adjuntando un borrador de un concurso de adjudicación que ha elaborado un ayuntamiento, para que tengan en cuenta la situación de inseguridad que vive este colectivo de mayores y pongan los medios necesarios para resolver este problema.

Eibar a 21 de marzo de 2011.

CONSEJO DE MAYORES DE DEBABARRENA